Inicio / BLOG / Algo de película que me sucedió

Algo de película que me sucedió

Orly Master quería estudiar cine
Orly Master quería estudiar cine

Te cuento brevemente lo que relato en mi libro “Mis pensamientos en voz alta” a partir de la página 204.
Así como muestra la foto, en Buenos Aires transcurría los fríos días de agosto del año 2014, como todos los días de aquella época, yo venía desde el alquiler en provincia (2 horas en tren), recorría todo capital repartiendo mi currículum, tratando de enganchar un trabajo, al menos de mozo… Y un día me detuve justo ahí, descubrí aquel lugar, no tenía conocimiento de la existencia de una escuela de cine aquí en Argentina, algo que a mi me apasionaba, pero que nunca tuve la posibilidad de estudiar, a pesar de ya tener bajo el brazo un título de Productor y Director de Radio y TV. Sin embargo soñaba con seguir capacitándome en la materia audiovisual, pero que lamentablemente no contaba con condiciones económicas para poder estudiar. Miré aquel imponente edificio y pensé a modo de deseo, “que lindo sería poder estudiar aquí, y calculé, en conseguir un trabajo en capital, ganar suficiente dinero para cambiarme cerca de la escuela y algún día, poder estudiar la carrera de cine, pedí de todo corazón que Dios acomode las cosas… Más todo fue diferente, ese año no conseguí buenos trabajos, y para diciembre me volví a Formosa, solo para pasar las fiestas y luego volver a intentarlo, aunque un poco desanimado ya, por la frustración de no haber conseguido acomodarme para comenzar la carrera al siguiente año.
Estando en Formosa leí en el diario la noticia de que se encontraban abierta las inscripciones para estudiar cine en mi ciudad, pero que había que rendir 3 exámenes eliminatorios, porque solo había cupos para 16 estudiantes de Formosa, que luego aumentó a 20, pero que cuando yo fui a inscribirme ya eran más de 100 los inscriptos.
Me dije a mi mismo, “vale la pena intentarlo, si no entro, seguiré con mi plan anterior, de lograr algún día estudiar cine.
Para no hacer tan larga la historia, logré pasar todos los exámenes, claro, después de horas de encierro estudiando.
Comencé la carrera en Formosa, y un día nos tocó, así como hoy, de venir a la sede centrar a una semana de clases. y sin darme cuenta, ya estaba estudiando en donde un día deseé de corazón y se lo pedí a Dios que acomodara las cosas a mi favor. No fue como yo quise, pero Dios siempre tiene un plan mejor. Hoy estoy nuevamente aquí, parado en el mismo lugar, a punto de ingresar a mis ultimas clases de capacitación, estando ya en el tercer año, a pocos meses de recibirme de “Realizador Cinematográfico”.
Dios es fiel. Dios me concedió lo que le pedí. Pero las oportunidades las crea uno, moviéndose siempre hacia adelante, aunque te tiren pálidas.
Todo es posible. (casi lloro escribiendo esto) espero que te sirva mi historia, no te desanimes, ¡sigue!.
Atentamente y con mucho cariño:
Orly Master ( Orlando Gabriel Noguera)

Compruebe también

DICEN QUE NO LLORES, SOLO ES UN PERRO…

“Te dicen que no llores. Te dicen cómo llorar. Te dicen cuándo llorar. Te dicen …

RESERVÁ TU EJEMPLAR A UN PRECIO ESPECIAL

RESERVAR  

Dejanos tu comentario